22.2.10

WHALE RIDER, JINETE DE BALLENAS





Whale Rider es un film lleno de magia y de humanidad. Representa una llamada a recuperar la conexión con lo sagrado, el origen de las tradiciones ancestrales, a volver a las voces del océano, aguas madre, restauradoras de vida. Ante el desmembramiento de un pueblo en el que la transmisión de los ritos sagrados se realiza estrictamente por vía masculina, prohibiendo e impidiendo a las mujeres acceder al conocimiento, es precisamente de la mano de una mujer-niña y de su férrea voluntad que el equilibrio se restablece. Es un proceso doloroso de lucha constante contra el sistema patriarcal, hasta que las resistencias se diluyen y la naturaleza de la vida fluye libremente.
      Cuenta la película que, según la leyenda, fue Paikea, el jinete de ballenas, quien llegó desde el mar montado en una ballena-madre para crear las tierras del pueblo maorí y que les enseñó las tradiciones y los rituales sagrados para que el pueblo se desarrollase, permaneciese unido y respetase a la naturaleza madre. En la actualidad, las tradiciones se han ido perdiendo, muchos maoríes han emigrado a Europa y el pueblo ya no conserva su fuerza. Ya no se danzan las danzas guerreras, ya no se canta a la madre naturaleza, ya no se oye el canto de las ballenas. Se espera que Paikea se encarne en un niño que unificará de nuevo al pueblo, pero en un parto entre dos gemelos, muere la madre y el hijo, y nace una niña. El padre, en duelo, no desea tomar una nueva esposa, ni tener más hijos. Y ahí comienza todo... 
     Si podéis alquilarla merece la pena verla, hay mucho simbolismo sagrado, una gran belleza y una fuerza tremenda en la niña-mujer que se conoce a si misma, defiende su visión y cabalga con amor y autoridad su fuerza ancestral.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...