15.3.10

CURAR LA CÓLERA





"Una persona que crea a través de la cólera tiende a crear lo  mismo una y otra vez y no consigue ofrecer ninguna novedad. La cólera no transformada puede convertirse en un mantra constante en torno al tema de nuestra opresión, sufrimiento y tortura. Cualquier emoción, incluso la cólera, lleva aparejados el conocimiento y la perspicacia, algo que algunos llaman esclarecimiento. En una vida cohesiva la cólera es una sustancia que está esperando nuestros esfuerzos de transformación. El ciclo de la cólera es como cualquier otro: sube, cae, muere y es liberada como nueva energía. El hecho de prestarle atención da lugar al proceso de transformación.
      Cuanto antes se cura una herida, tanto más breve es el período de recuperación. Lo mismo ocurre en los traumas psicológicos. A muchas personas no las curaron por ignorancia o negligencia y ahora la persona regresa de la guerra por así decirlo, pero es como si todavía estuviera en la guerra, mental y físicamente. Sin embargo, alimentando la cólera en lugar de intentar resolverla, buscar su causa y averiguar qué podemos hacer al respecto, nos encerramos para el resto de nuestra vida en una habitación llena a rebosar de cólera. Y así no se puede vivir. Es necesaria una práctica consciente para poder contener la furia y curarla. Pero se puede hacer. Basta con subir los peldaños de uno en uno. 
      Es bueno aplicar la paciencia a la furia reciente o antigua. El amoroso espíritu de la psique asume la tarea de buscar una cura para su furia y cólera de tal forma que la persona pueda vivir en paz y volver a quererse. Pero en lugar de intentar "portarnos bien" y no sentir cólera, o en lugar de utilizarla para quemar todas las cosas vivas a cien kilómetros a la redonda, es mejor pedirle primero que se siente con nosotras a tomar un té y charlar un rato para que, de esta manera, podamos descubrir cuál fue su origen. Al principio la furia no quiere hablar, no quiere comer, sólo quiere permanecer sentada con la mirada perdida en la distancia o insultar, o que la dejen en paz. Es en este momento crítico cuando tenemos que acudir a la curandera, a nuestro yo más sabio, nuestros mejores recursos, para poder ver qué hay más allá de la irritación y la exasperación del ego. La curandera es siempre la que ve a lo lejos y nos puede indicar el beneficio que obtendremos de explorar esta oleada emotiva.
      Resulta muy tranquilizador saber que, por más que la devore la cólera, una persona sabe exactamente y con toda la habilidad de un experto lo que tiene que hacer al respecto: esperar, liberarse de las ilusiones, subir a la montaña, hablar con ella y respetarla como a una maestra."

Mujeres que corren con los lobos. Clarissa Pinkola Estés. Editorial Zeta.

8 comentarios:

QUEOQUINA dijo...

Tere, hace poco leí algo que dice: cuando la ira suba a tu cabeza, quedate quieto en ves de responder, observa como sin reaccionar a ella, pasa sin dejar huella, un abrazo amiga.

tula dijo...

Que buena entrada, se agradece y se aplica.
un beso.

Teresa dijo...

Al detenernos damos un espacio de escucha y contención a la emoción y dejamos de reaccionar. Estamos en la acción consciente, dejando que la energía amorosa pueda hacer su trabajo...

Gracias por tu aporte, amiga!
Un abrazo bien fuerte.

Teresa dijo...

Gracias Tula!

Como decías en la última entrada de tu blog, la primavera brota a la superficie asomándose en las primeras flores y brotes de hojas. A la par, los ánimos de alguna gente andan un poco revueltillos en este tiempo de cambio...
Como dice la autora del texto es mejor reconocer la ira tal cual aparece y contenerla en lugar de "ser demasiado buenos" y esconderla bajo la alfombra, que luego sale como sale.

Gracias por tu visita.

Un beso!

Yamuna dijo...

Muy interesante tu escrito, tomaré nota y ... a trabajar, cuando surja.
Gracias.
Un abrazo muy luminoso, Sina

Teresa dijo...

Gracias a ti Sina, por la luz de tu abrazo y tu comentario.

Un abrazo de mañana fresca y luminosa.

merce dijo...

Tengo el libro, me parece muy bueno, ahora tu hás traído este texto y lo he visto con ojod nuevos.

Me gusta tu blog.

Un abrazo Teresa

Teresa dijo...

Gracias Merce, un abrazo fuerte para ti. Bienvenida seas a este espacio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...