24.3.10

VAJRA YOGUINI



"La función de la mujer es la transformación, 
crear algo de la nada, dar forma a la energía sin forma. 
Es la matriz del renacimiento y la inspiración, viendo
la muerte como parte integrante del ciclo de la vida.

La energía que sale de la Gran Madre da a luz a la dakini. Una de las dakinis principales, según el Annutara Tantra, es Vajra Varahi, una forma de Vajra Yoguini. Nace del útero cósmico, la fuente triangular de los dharmas, prendida por el fuego de la gran dicha, es energía en estado primordial. Tiene la fuente de los dharmas, de forma triangular y tridimensional, justo debajo de su ombligo y se sostiene, derecha, por un pie. Cuando se visualiza la forma de Vajra Varahi, ésta actúa en la mente del Tantrika como activadora de las energías internas, transformando la sensación de interior y exterior en la energía integradora de la sabiduría primordial, haciendo que se experimente un ardiente placer trascendente.
     Vajra sostiene una vara que, en la cultura occidental representa una llamada a que las mujeres reclamen su propia potencialidad, a que puedan verse de una forma positiva al mostrar su agresividad o su ira. Se le ha enseñado a la mujer a ser dócil y poco amenazante. La imagen de Vajra puede ser de gran inspiración y ayuda.
      Esta vara no excluye la posibilidad de tener una relación positiva y apasionada con un hombre. Más bien sugiere que la fuerza que consigue al incorporar el aspecto masculino, equilibra la energía polarizada dentro de ella, ofreciéndole la posibilidad de tener relaciones más profundas. La forma de relacionarse con su compañero no será desde una condición de carencia, como es el caso de la Bella Durmiente, sino que ya está despierta, bailando, sin necesidad de la energía masculina para sentirse equilibrada. Así, es capaz de dar y recibir desde una posición íntegra y llena de riqueza, discriminando las relaciones que resultan dolorosas o masoquistas."

Mujeres de sabiduría. Tsultrim Allione. Editorial La Liebre de Marzo.

4 comentarios:

tula dijo...

La mujer da el salto, el hombre la afirma, se complementan.
Además el universo es femenino.
Un beso

Teresa dijo...

Desde el Amor y la conciencia de ser completos en si mismos, libres en su compartir, la danza profunda de los opuestos conduce al hombre y la mujer hacia la experiencia del Uno.

Un beso para ti, Tula!

Amelia dijo...

Asumir el propio poder. Respetar la propia autoridad. Reclamar la propia potencialidad. Ser en libertad.
Gracias, dakini.

Teresa dijo...

Así es, Amelia. Escuchar el corazón y dejar que el Ser exprese y desarrolle todo su potencial de amor.

Gracias por tu visita y tu comentario.

Un abrazo danzarín!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...