5.5.10

CORTAR LA ILUSIÓN




Maestra de la espada, guerrera del viento que limpia y azota como cuchillo, con desapego. Cortando las ramas, tumbando estructuras, retornas del tiempo de los sueños para extraer las raíces sobre las que crece la ilusión de la separación, los hilos que se enredaron generación tras generación, vivencia a vivencia. Tal vez le dimos poder a esos enredos, al identificarnos con ellos, y permitimos que anudaran el flujo de nuestra vida. 
      Aquí/ahora, es el momento de enfocar nuestra energía para ver la realidad con los ojos del corazón. Aquí/ahora es tiempo de cortar los nudos que nuestra capacidad de amar nos enseña. Aquí/ahora, es el instante donde la vida ocurre, libre y sana de nuestras miserias.
      Es tiempo de liberación. Es tiempo de transformación y redención. Es tiempo de hacer caer las hojas muertas, y cortar las ramas de zarza, que nos enredaban en experiencias de dolor. Es tiempo de descansar y soñar nuestras visiones. Es tiempo de hacer compost con los desperdicios manifiestos para sembrar la vida nueva. Es tiempo de luz y belleza en el amor sin veladuras, de valentía y consciencia en el caminar.
      Danzando al viento cortamos con decisión las ilusiones, con amor y pasión, con conciencia y dedicación. Rasgando las tramas del sueño liberamos las energías confinadas para que puedan sanar, para volver a crear nuevas conexiones en el tejido de la luz. Destruir lo viejo es la siembra de lo nuevo. Practicando el desapego la realidad se manifiesta. Es Una y es Amor.
     Guerrera del viento, tu sangre arde con el fuego purificador. No te detengas, haz tu labor. Corta el tejido de toda ilusión. Danza la destrucción de todo apego, corta la Maya sin emoción, rasga toda falsedad que nazca del miedo. Porque tú eres yo. Y yo soy tú. Y mi danza radica en la danza Madre que fluye por el cuerpo de toda creación, de toda sustancia. Y cada sustancia proviene del mismo amor que danza creando, destruyendo, volviendo a crear, naciendo y renaciendo del útero Madre, del corazón Uno. Amor eterno que mueve la rueda de la vida/muerte/vida, y danza incansable el equilibrio de la Creación.

Transmisión de la Luna Menguante de abril 2010.

6 comentarios:

Amelia dijo...

Si.

Teresa dijo...

Un beso, hermosa.

QUEOQUINA dijo...

Teresa, a cortar se ha dicho, que no quede nada, gracias de corazón, un abrazo amiga.

Teresa dijo...

Ahí andamos, Queo, tumbando las estructuras muertas que deben ser transformadas.

Un beso fuerte, corazón!

Sven dijo...

Buenisimo! Como siempre!!!

Teresa dijo...

Bienvenida la luz de tu entusiasmo.

Muchas gracias Sven!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...