10.6.10

LA SEÑAL DEL REGRESO A CASA




"Una noche
se oye un latido en la puerta.
Fuera, una mujer en la niebla
con cabellos de ramas y vestido de hierbas,
chorreando verde agua del lago.
Dice: "Soy tú
y vengo de muy lejos.
Ven conmigo, quiero mostrarte una cosa..."
Da media vuelta para marcharse, se le abre la capa.
De pronto, una luz dorada... una luz dorada
por todas partes.

Poema: La mujer que vive en el fondo del lago  

¿Qué es ese grito del mar? Esta voz del viento que nos llama y hace salir a la noche es similar a un sueño que surge en la conciencia del soñador como una simple voz incorpórea. Cualquier cosa que diga esta voz en el sueño se considera una transmisión directa del alma.
      Uno de los rasgos más característicos de la psique salvaje consiste en que, si nosotras no acudimos a ella espontáneamente, si no prestamos atención a nuestras propias estaciones y al momento del regreso, la Vieja saldrá a buscarnos y nos llamará una y otra vez hasta que algo de nosotras le responda. Es una señal de regreso tanto más insistente cuanto mayor es nuestra necesidad de regresar. La señal se dispara cuando algo empieza a ser "demasiado", tanto en sentido positivo como negativo. Es posible que estemos demasiado inmersas en algo, que algo nos haya agotado demasiado, que nos amen demasiado o demasiado poco. Todas estas cosas tienen un precio muy alto. Nos vamos secando poco a poco, se nos cansa el corazón, empieza a faltarnos la energía y surge en nosotras un misterioso anhelo, que sólo acertamos a describir como un "algo", que se intensifica cada vez más.
      La inquietud de una mujer en este periodo se acompaña a menudo de irritabilidad y de una sensación de que todo está demasiado cerca como para que resulte cómodo o demasiado lejos como para que se pueda alcanzar la paz. La mujer se siente un poco perdida, al permanecer demasiado tiempo lejos de casa. Sentirnos desgarrados procede del hecho de oir, de manera consciente o inconsciente, que algo nos llama y nos pide que regresemos, algo a lo que no podemos contestar que no, so pena de sufrir un daño. Si no acudimos cuando es el momento, el alma acudirá a buscarnos.
      La recuperación de lo divino tiene lugar en la oscuridad de Hel o del Hades o de "allí". Nada mejor que la oscuridad para que la luz, la maravilla, el tesoro, destaquen en toda su magneficiencia. El mensaje ancestral dice "no temas no saber". En distintas fases y periodos de nuestra vida así tiene que ser. Este aspecto nos anima a responder a la llamada aunque no sepamos a dónde vamos, en qué dirección, o durante cuánto tiempo. Lo único que sabemos es que tenemos que levantarnos e ir a ver. Podemos estar dando tumbos durante un tiempo hasta averiguar qué es lo que nos llama, pero puesto que hemos conseguido vencer a la tentación de apartarnos de la llamada de lo salvaje, invariablemente tropezaremos con la piel del alma. Cuando aspiramos este estado del alma, entramos invariablemente en la sensación de "eso está bien. Sé lo que necesito".
     Para muchas mujeres modernas lo más temible no es el avance en medio de la oscuridad buscando la piel del alma, sino la inmersión en el agua, el regreso efectivo a casa y especialmente la despedida efectiva. Aunque las mujeres regresen a sí mismas, el hecho de irse es muy duro, es muy duro ceder y entregar aquello en lo que habíamos estado ocupadas hasta aquel momento de irnos sin más.

Mujeres que corren con los lobos. Clarissa Pinkola Estés. Editorial Zeta.

6 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Es duro partir, alejarse,
dividirse entre lo que queda
y el lugar donde nada vuelve.
Pero es así como teje la vida
la fertilidad del horizonte.

Amelia dijo...

Duro irse y duro regresar.
Besos, hermosa.

Teresa dijo...

Unidas a la voz del alma, transitando donde el corazón nos lleve pase lo que pase, siguiendo su llamada, como instrumentos que la existencia hace sonar en su creación constante...

Gracias por la belleza de tu sentir, Gaia!

Un beso.

Teresa dijo...

Soltarse a lo que uno es... soltar amarras y ser...

Un beso, hermosa!

QUEOQUINA dijo...

Hace poco leí en un blog:"Cuando te des cuenta de que existe
un entendimiento superior a la men-
te humana, que ella misma no está
capacitada para asimilar.
Es cuando deberás confiar más, en
esa inteligencia sobrenatural que
todavia no sabes de donde procede".
Este es el llamado, como dices, pase lo que pase, gracias Teresa. Un abrazo lleno de cariños.

Teresa dijo...

La voz del Ser, el impulso de la existencia que nos mueve y nos guía. La vida da vida y como bien dices, Queo, hace falta entregarse en total confianza a esa inteligencia superior. Entonces la vida vibrante danza día a día a través de nuestro ser completo.

Un abrazo llenito de amor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...