31.1.11

ESCUCHAR PROFUNDAMENTE




 La manera en que la deidad femenina se acoge en las enseñanzas de los indígenas es crucial para nuestra sanación y para la sanación de la Tierra. Durante miles de años se ha mantenido el conocimiento de que todo lo que existe en este mundo está vivo y tiene un espíritu. Estamos conectados con una red de vida que a su vez está influida por el comportamiento de todo lo viviente. Este conocimiento ancestral de la deidad femenina, de la interconexión de toda la creación, es un tema central en los trabajos de Llewellyn. Como él dice en sus escritos, cuando le hablamos al alma de los árboles, rocas, ríos, etc., le hablamos a lo divino de la creación.
       Existe en el chamanismo un ejercicio, procedente de distintas tradiciones, denominado el escuchar profundo. Si escuchamos profundamente, sabremos cómo evitar una nueva destrucción del mundo. Las respuestas se encuentran en la naturaleza - la naturaleza está compartiendo continuamente sus enseñanzas con nosotros. También podemos encontrar las respuestas en nuestra naturaleza interior o sabiduría interior. Para ello hay que llevar la energía de la cabeza al corazón, recordar lo que amamos en la vida y lo que nos transporta a un lugar de sobrecogimiento y maravilla, reavivar nuestra pasión. Hemos de recordar cómo honrar y respetar la vida con cada respiración, con cada paso, palabra y pensamiento. Aquello que bendices, te bendice también a ti.
        Se puede utilizar este ejercicio del escuchar profundo para ir más allá de lo que nuestros simples oídos son capaces de percibir, para volver a los ámbitos de lo invisible, a la luz femenina y a su sabiduría, y al amor que nos interconecta a todos. Para poder prestar un verdadero servicio al planeta, hemos de reconectarnos con esta sabiduría innata de lo femenino que nos enseña que el poder del cambio proviene del ser, en lugar del hacer.


Prólogo de Sandra Ingerman al libro "El retorno de lo femenino y el alma del mundo" de Llewellyn Vaughan-Lee.

Fuente: The Golden Sufi Center


4 comentarios:

merce dijo...

Leyendo el texto, acabo de concienciarme, que amo a La Madre Naturaleza, pero a veces por el ritmo de la vida uno no dispone de tiempo para darse el placer descalza sobre la orilla del mar, o adentrarse al bosque profundo.
...Y gracias a esta lectura pienso en esta Naturaleza Sagrada Interior que nos habita y está donde estemos para gozarla.

Gracias de corazón. Teresa.

Teresa dijo...

Gran comentario, Merce!!

Gozar de la naturaleza interna y habitar su espacio puede conectarnos con la totalidad que somos...

Un beso enorme, amiga!!

Xiao Ying dijo...

Agradezco leer éste comentario en el preciso momento de mi ahora:
Gracias a éstos buenos párrafos he podido reconectar con la que Soy... de cuando en cuando... me olvido de mí un rato...
Un Abrazo.

Teresa dijo...

Gracias por tu sentir, Xiao!

Si... todos aparentemente perdemos la conexión...

La buena noticia es que siempre estamos conectados con la fuente, pues somos ella. En ella nos encontramos... :D

Un abrazo amoroso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...