16.11.11

NATURALEZA SALVAJE



La marca distintiva de la naturaleza salvaje
es su afán de seguir adelante,
su perserverancia.


La naturaleza salvaje es la naturaleza esencial de las mujeres en todo el mundo, es el centro de las mujeres de cualquier país. Cualquier raza. Cualquier religión. Cualquier tribu. Todas las mujeres tienen en común a la Mujer Salvaje y el alma salvaje. 
        Para una mujer que está al límite muchas veces las cosas de la naturaleza son las más curativas para ella, sobre todo las muy sencillas y las que más tenemos a nuestro alcance. Las medicinas de la naturaleza son muy poderosas y honradas; una mariquita en la verde corteza de una sandía, un petirrojo con un trozo de hilo en el pico, una planta florida, una estrella fugaz e incluso un arco iris en un fragmento de cristal en la calle puede ser una medicina apropiada. La perseverancia es algo muy curioso: exige una enorme energía y puede recibir alimento suficiente para un mes con sólo cinco minutos de contemplación de unas aguas tranquilas.
       Es interesante señalar que entre los lobos, por muy enferma que esté, por muy acorralada que se encuentre y por muy sola, asustada o debilitada que se sienta, una loba sigue adelante. Se acercará a los demás en busca de la protección de la manada. Intentará por todos los medios resistir, derrotar con su ingenio, dejar atrás y sobrevivir a cualquier cosa que la esté acosando. Pondrá todo su empeño en ir respirando poco a poco. En caso necesario se arrastrará de un sitio a otro hasta que encuentre un buen lugar, un lugar curativo, un lugar donde recuperarse. 
       Por consiguiente, en caso necesario, las mujeres pintarán el azul del cielo en los muros de las cárceles. Si se queman las madejas, hilarán otras. Si se destruye la cosecha, sembrarán inmediatamente más semillas. Las mujeres dibujarán puertas donde no las hay, las abrirán y las cruzarán para entrar en nuevas maneras y nuevas vidas. Las mujeres perseverarán y prevalecerán porque la naturaleza salvaje persevera y prevalece.
      Lo más importante es resistir y perseverar, haz tu trabajo, encontrarás tu camino, resiste, sigue resistiendo.... la vida salvaje promete lo siguiente: después del invierno, viene siempre la primavera.

Mujeres que corren con los lobos. Clarisssa Pinkola Estés. Editorial Zeta.


2 comentarios:

Mujer Salvaje dijo...

Hermoso, gracias.

Teresa dijo...

Gracias por sentir la belleza en ti...

Un abrazo salvaje, de Mujer a Mujer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...