17.6.12

TIERRA ROJA



Luna Roja... Canción Roja... 
Sangre manando en cascadas de espíritu
 desde la cuenca ancestral... 

"Ve despacio, ve despacio, niña sin tiempo, que el espacio central se encuentra abierto para ti. Respira y danza lento, equilibrando la derecha y la izquierda, lo de arriba con lo de abajo, lo de adentro y lo de fuera. Respira y permanece en tu centro, abierta a la pureza de tu danza. Deja que tu sangre se derrame, es el sol abierto que regresa para nutrir a la tierra con tu más noble sustancia, vehículo espiritual, carne de siglos codificada en las células de tu fluido interno.

Protege tu espacio de las invasiones de machos y hembras que no respetan la sacralidad de la Tierra Roja, sabes cómo proteger tu espacio de los dormidos, en el tiempo en que el Sol campea a sus anchas por los vastos territorios de la galaxia. Protégete en el Tiempo del Sueño, donde comienza a abrirse el sol rojo, y la sabiduría ancestral de la mujer rescata el movimiento en las sombras.

Escucha la música del alma, sólo se escucha con un tempo lento, eres redonda y tu sabiduría está ya completa. Comparte tu danza de la luna y tu canto al sol, caricias inmortales que devuelven la vitalidad al mundo. Danza lento, en posesión de tu fuego, en la caricia de tu sexualidad desplegada como un sol en la Tierra Roja, como leche que amamanta a todas las criaturas vivas o muertas. No tienes que hacer nada más que danzar y cantar.

En la blanca pureza de tu consciencia despierta todos los colores del amor se encuentran unidos y el mundo necesita saber cómo regresar a ese estado perfecto. Ese estado que sucede más allá del espacio y el tiempo y que danza a cada momento en la mujer cantándole al corazón las más sublimes poesías de amor. En la recia fortaleza de una Tierra Roja que se pare a si misma durante generaciones, los secretos de la sangre están al alcance de todos. Pero la sangre aún produce rechazo en la mujer y eso debe ser sanado.

Ve despacio, Mujer Roja, ve despacio e irradia, pare, cría, libera, danza la vida nueva. Respira tu sombra, refresco del fuego del espíritu, refugio de las aguas ancestrales, puras y nuevas en cada instante. No ocultes la memoria de lo que Eres, reconócete Sol que alumbra a las estrellas, sólo hay Uno y todo se encuentra recogido en los giros de la Creación.

Abandónate al Amado y danza en la Tierra Roja de tu sangre, alzándote victoriosa ante cada muerte. Despacio, no hay nada que combatir. Despacio, no hay pretensión, ni lucha, ni fricción. Despacio, la danza de miel se despliega en alas luminosas que ciegan a los perdidos e iluminan a los que están despiertos en el alma. Así, danza con ellos, Mujer Roja, con todos ellos sin excepción, que el juego del amor hace brillar cada vez más tus alas blancas... y todo se transforma despacio. Despacio late el verdadero corazón."

Transmisión de la Luna Nueva. Junio 2012. 
Canal: Teresa Rodríguez.




4 comentarios:

Gitana Negra dijo...

Gracias. Me llega dentro el susurro lento de la voz del Misterio.
Gracias Teresa por hacérmelo llegar.

Teresa dijo...

Un abrazo silencioso, hermanita, escuchando contigo la voz que susurra en el viento... cantando y danzando el Misterio...

Anónimo dijo...

Amanece en mi vientre el cantar de una activación que está naciendo en el vientre de la Tierra y llama, nos llama en el susurro de la ofrenda para manifestar en las anchas y montañosas tierras celtíberas el espíritu de Nuestra Casa de la Luna. La Tierra así me habló hoy desde la gota manifiesta que besaba su cueva, de los tiempos que han llegado para hacer girar la geometría del símbolo celta, Cruz de los Rumbos y Círculo gestado, en el Vientre Femenino de la ancestral Europa. Así la Tierra me intuyó en el cielo de mi útero que ya se está gestando la reunión de la Semilla del Norte con la Semilla del Sur, portales de entrada por donde las Abuelas manifestarán su sabiduría. Así la Tierra me mostró tres símbolos de esta manifestación, la higuera, el granado y la mazorca de maíz. Ahí estabas tú también Teresa acariciando el lomo del tambor con el compás biológico de mi manar. Ha llegado el momento de abrir nuestra Casa de la Luna física. Ha llegado el momento de que la Mujer Roja se encuentre con la Diosa que custodia su Cáliz. Ha llegado el momento de nutrir la danza del ADN en el código de la Sangre. Abrazos Diosa y hermana. En amor por la paz. Beaki

Teresa dijo...

Amor, gracias por derramar aquí la bendición de tu vientre fértil, la luz de la sangre, la danza que hace girar la rueda de la vida.

Escucho el susurro que emana de tu vientre, río rojo en sincronía con la luz de los tiempos nacidos del amor, en el corazón del hueso...

Aho, hermana y Diosa, en paz y amor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...