19.11.12

EL VIAJE




Finalmente un día supiste
lo que debías hacer y empezaste,
a pesar de que las voces a tu alrededor
no cesaran de gritar su mal consejo,
a pesar de que la casa entera
empezara a temblar y te fallaran las fuerzas.
"¡Arregla mi vida!"- gritaban las voces.

Pero tú no te detuviste.
Sabías lo que debías hacer,
a pesar de que el viento hurgara
con sus tenaces dedos,
a pesar de que su melancolía fuese terrible.

Ya era tarde, oscura noche,
y el camino estaba lleno de piedras y ramas caídas.
Pero poco a poco, mientras dejabas sus voces atrás,
las estrellas empezaron a brillar entre los parches de nubes,
y oíste una nueva voz,
que lentamente reconociste como la tuya,
que te hacía compañía
mientras te adentrabas cada vez más en el mundo
con la determinación de hacer lo único que podías hacer,
con la determinación de salvar la única vida que podías salvar.

Dream Work, Mary Oliver.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...