20.7.13

BABA YAGÁ


Fotografía: autor desconocido

La intuición no está hecha
para que se la consulte una vez
y después se la olvide.
No es algo que se pueda desechar.
Todas las acciones tienen que empezar
fortaleciendo el espíritu.


"En la iniciación de una mujer, Baba Yagá es la naturaleza instintiva disfrazada de bruja que, más allá de su matiz cultural peyorativo constituye un elemento muy positivo que la mujer necesita recuperar y sacar a la superficie.
       (...) Baba Yagá, la Madre Salvaje, es la maestra a la que podemos recurrir. Ella enseña cómo ordenar la casa del alma. Infunde en el ego un orden alternativo, en el que la magia puede ocurrir, la alegría es posible, el apetito permanece intacto y las tareas se llevan a cabo con placer. Baba Yagá es el modelo de la fidelidad al Yo. Enseña la muerte y la renovación.
       (...) Si la Yagá es fiel a sus principios, no puede tener excesivo interés en acercarse mucho ni durante mucho tiempo a la faceta demasiado conformista y sumisa de la naturaleza femenina.
       Aunque la Yagá sea capaz de infundir el soplo vital a una cría de ratón con infinita ternura, es lo bastante lista como para permanecer en su propio terreno. Y su terreno es el mundo subterráneo de la psique. El terreno de la madre demasiado buena es el del mundo de arriba. Y aunque la dulzura puede encajar en lo salvaje, lo salvaje no puede encajar durante mucho tiempo en la dulzura.
      (...) Algunas mujeres temen que la profunda sabiduría que han adquirido por medio del instinto y de la intuición las induzca a ser temerarias y desconsideradas, pero se trata de un temor infundado.
      Muy al contrario, la falta de intuición y de sensibilidad ante los ciclos femeninos o el hecho de no seguir los consejos de la propia sabiduría da lugar a unas decisiones desacertadas e incluso desastrosas. En general esta clase de sabiduría "yaguiana" hace que las mujeres vayan avanzando poco a poco y casi siempre las orienta y les transmite imágenes claras de "lo que hay debajo o detrás" de los motivos, ideas, acciones y palabras de los demás. Si la psique le advierte "¡Cuidado!" la mujer tiene que prestarle atención.
"

Mujeres que corren con los lobos. Clarissa Pinkola Estés. Ediciones Zeta.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...